19 oct. 2011

—¿Y cómo se siente?

2 respuestas

—¿Cómo se siente? Y... Es como cuando vas caminando por la calle, o por un pasillo, o por un lugar muy estrecho y ves que de frente viene otra persona y ambas notan que si continúan su trayectoria en línea recta provocarán un choque entre ambos cuerpos. Entonces las dos personas deciden desviarse de su ruta para evitar el choque pero, por esas casualidades de la vida, ambos se desvían en la misma dirección, y entonces las trayectorias se vuelven a cruzar y el peligro de choque sigue latente. Entonces otra vez ambos se desvían, pero el acuerdo se deshace en el desacuerdo, porque ambos están de acuerdo en que deben quitarse del medio para dejar pasar al otro, pero están en desacuerdo en quién se moverá y quién se quedará quieto para que este desvío de trayectoria sea exitoso. El movimiento que provoca los bloqueos múltiples puede repetirse una y otra vez, pero para que el fenómeno que te estoy contando se cumpla tiene que ocurrir al menos una vez. Mientras tanto se produce una larga tensión entre los sujetos, que se mirarán en una mezcla entre vergüenza y enojo, y así ocurre hasta que llega el “acuerdo final” y uno se desvía y otro se queda quieto. Bueno, todo así pero ocurre en tres segundos nomás. Cada uno sigue su camino luego con un poco de vergüenza, pero después lo olvida y sigue caminando. Así se siente.

6 oct. 2011

Orc-Ord

2 respuestas

El orden oratorio del orate que ora, orbita orbicularmente en un orbe orbicular con un orco orático. La órbita es la orcina del órdago en la orbedad del orante con su orario oratoriano en la ordalía.