6 jul. 2012

Diálogos con Plutón

0 respuestas
-Hola.
-¿Qué hacés?
-Nada, acá ando. Como siempre. Sin dejar de ser yo.
-¿Sin dejar de ser vos? ¿Intentás dejar ese hábito?
-Uno lo intenta y lo intenta, pero nada, ¿viste?
-Es difícil eso que intentás. ¿Quién puede dejar de ser uno mismo? ¿A vos te gustaría ser yo?
-Pero yo ya soy yo.
-No, por eso digo, si te gustaría ser yo.
¡Y por eso te digo, que yo ya soy yo!
-No, pero no yo de primera persona, yo ajeno de segunda persona. Es como que yo diga que yo quiero ser vos.
-Sí, precisamente quiero que yo sea otra persona.
-Y bueno… ¿Cuál es la discusión?
-Ninguna. Te cuento un estado de cosas. Quiero dejar de ser yo, y ser vos, por ejemplo.
-Y bueno, es jodido.
-Pero es jodido sabés por qué, porque cuando sea vos, voy a ser un yo, y voy a querer ser otro vos, pero ese otro vos va a ser un yo. Entonces va a ser un círculo sin fin, nunca voy a dejar de ser yo, esté en el cuerpo que esté. Y creo que es ese es el problema de todo el mundo. ¿No te pasa a vos eso?
-No. A mí no me pasa.